viernes, 20 de mayo de 2016

Gameof72: ¿Juego preocupante o broma viral?

El juego que asusta a padres y autoridades pero que nunca existió

En los últimos días amanecimos con titulares atemorizantes que nos advierten sobre un supuesto juego difundido a través de las redes sociales que alienta a los niños a desaparecer de su hogar. Se nos alerta que el supuesto nuevo reto consiste en escaparse del hogar hasta por 72 horas, sin avisar a nadie, sin dejar rastros y sin dar señales de vida. A pesar del alarmismo mediático, los departamentos de policía en todo el mundo aseguran que no hay evidencia de que este "juego" sea algo más que un rumor fuera de cauce.


Antes de avanzar, veamos qué nos dicen en los noticieros sobre el tema en cuestión. En el siguiente vídeo el periodista, en un rol alarmista, nos explica de qué se trata supuesto nuevo juego de moda entre los adolescentes: el "Game of 72" (el juego de las 72).  El "juego que aterra a los padres", según tituló el noticiero, consistiría en que los jóvenes son desafiados por sus amigos en las redes sociales a desaparecer de su hogar por 72 horas, sin dejar rastros. Sin embargo, para las autoridades el juego no es más que un hoax, nunca existió en realidad.  


El origen
El primer caso sospechoso del Gameof72 (el juego de las 72) se dio en Francia, a finales de abril de este año cuando Emma, una niña de 13 años desapareció de su casa y fue encontrada tres días más tarde. De acuerdo con reportes de medios locales,la niña le dijo a la policía que había estado jugando el "Game of 72", un desafío de las redes sociales en el que los niños supuestamente son alentados por sus amigos a desaparecer por 72 horas.

La historia fue tomada por medios franceses y, enseguida, distintos medios internacionales se hicieron eco de la historia [1, 2]. Además, un mensaje de Facebook –que más tarde fue eliminado– advertía a los padres sobre el juego y se compartió miles de veces.

El diario francés The Local mencionó las dudas, de una experta en que este juego se trataría probablemente de un hoax (un engaño), pero ese escepticismo no se reflejó en otros medios de prensa.

Incluso, algunos departamentos de policía han llegado a advertir a los padres del supuesto juego –por ejemplo, este tweet de un departamento de policía en Massachusetts.

No obstante, para las autoridades la historia de Emma no parece cerrar. Francois Perain, el fiscal del distrito de Valenciennes donde ocurrió el incidente, cree que el juego al que Emma había hecho referencia parecía "sólo una excusa" para escaparse, posiblemente para llamar la atención. "En realidad pensamos que Emma se unió a alguien cuando escapó, y esa fue la principal razón de su huida. Todo apunta a que el juego, que puede ser imaginario, es la explicación que dio Emma para justificar su escape y proteger así a la persona que conoció. Esa persona está siendo buscada por la policía", dijo a la BBC.

Otros casos se han pretendido relacionar con el supuesto juego, incluyendo la desaparición de dos adolescentes en Essex, Inglaterra. Sin embargo, la policía de Essex aclaró rápidamente que no había relación entre el "juego" y los adolescentes perdidos. Los titulares que pretendían enlazar las historias no se basaron en fuentes policiales sino en la especulación de un vecino que supuso que la huida "podría ser parte de una nueva moda en la zona".

En América Latina
Recientemente, la paranoia desembarcó en Latinoamérica cuando el pasado 10 de mayo desaparecieron dos primos en la Ciudad de México. Pedro Mata y Bruno Pontones, de 13 y 14 años, respectivamente, fueron reportados desaparecidos. Inmediatamente se activó el alerta, se inició la búsqueda de los menores y sus fotos se compartieron en todas las redes sociales. Los niños aparecieron sanos y salvos 36 horas más tarde. Instantáneamente, algunos medios amarillistas especularon con que la ausencia de los dos niños era consecuencia del juego Gameof72, atemorizando a los padres mexicanos.

Pero, según señaló la fiscalía que llevó la investigación, esto "es totalmente falso". El motivo que los chicos tenían para huir no se relacionaba con un hipotético juego viral. La Procuraduría General de Justicia informó que uno de los niños se comunicó con su padre pocas horas después de huir para contarle el motivo y asegurarle que no dejaría solo a su primo. "La causa fue algo muy personal de la familia", señalaron de la fiscalía.

Aún así, la subprocuradora de atención a víctimas del delito en la Ciudad de México, María de los Ángeles López Peña, mostró su preocupación por que esta relación del juego con un caso particular de desaparecidos genere una tendencia peligrosa. "Nosotros nunca daremos por hecho que alguien está jugando y lo buscaremos, pero esto puede generar un desgaste para el sistema de búsqueda de desaparecidos", explicó al diario El País.


Conclusiones
El mentado Gameof72 no parece ser más que un nuevo hoax viral que corre como reguero de pólvora por las redes sociales. No es el primero ni será el último. Recordemos las cientos de cadenas de mails y mensajes en las redes que circulan difundiendo rumores para llamar la atención, ganar likes y visitas y divertirse con la reacción que producen en quienes los comparten.

El eyeballing, una supuesta práctica de los jóvenes consitente en beber alcohol por los ojos que resultó ser un hoax, nunca existió.
En especial cuando se trata de aquellos mitos urbanos que buscan infundir temor y alarma por un potencial peligro acechando a nuestros menores o de esas fábulas morales que pretenden advertirnos que la "juventud está perdida", que hay crisis de valores y la mar en coche. Desde mensajes falsos que buscan atemorizar alegando que una camioneta blanca secuestra niños en la puerta de las escuelas para robarles los órganos, al inexistente peligro de la burundanga aguardando a la vuelta de la esquina o arriba del taxi para convertirnos en zombies, la moda del eyeballing –jóvenes que se emborrachaban por los ojos– mito que solo ocurrió en la imaginación de algún productor de noticiero trasnochado, o la aún más disparatada como imposible práctica del tampodka –chicas que supuestamente se embriagaban mediante el uso de un tampón embebido en vodka– y, por qué no, el peligrosísimo trago de moda entre los adolescentes, el Grog xD, entre otros casos absurdos que aceitaron la maquinaria de la estupidez mediática.

El épico fallido del Grog xD en el canal de noticias C5N. La corrosiva bebida que supuestamente ingerían los jóvenes y era combatida por el cronista contenía ingredientes tan dispares como:  querosén,  glicol propílico, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, ron, acetona, tinte rojo Nº2, SCUMM, grasa para ejes, ácido para baterías y/o pepperoni. Lo que no sabía el conductor es que el grog es la bebida predilecta de los piratas del videojuego The Secret of Monkey Island. Todo se trató de una broma que le jugaron unos jóvenes en las redes sociales para ridiculizar su cruzada contra los "excesos" de los adolescentes.
Recordemos también que no son sólo los medios sensacionalistas los que divulgan estas tonterías. Noticieros, periódicos, revistas y diarios online de cierto prestigio también se prestan a difundir cada uno de estos dislates virales sin mostrar una pizca de escepticismo, carentes de todo pensamiento crítico y autocrítica y con escaso o nulo chequeo de otras fuentes de información o con las autoridades competentes. Para empeorar el panorama, cuando el hoax queda expuesto nunca dedican el mismo esfuerzo en desmentirlo que el que emplearon en atizarlo... si es que en algún momento lo hacen.

martes, 10 de mayo de 2016

¿Sirven los suplementos vitamínicos?

Vitaminas, minerales y riesgo de cáncer

Los multivitamínicos son uno de los suplementos alimentarios más vendidos, con una industria que mueve miles de millones de dólares cada año. Esta instalada una idea generalizada que mejoran y fortalecen la salud, aún si uno goza de buen estado físico. También predomina la creencia que consumir más de la cuenta es inofensivo. Sin embargo, estudios revelan que esto no es así y que el exceso de algunas vitaminas y minerales está ligado a un mayor riesgo de cáncer

 

 por Steven Novella

Uno de los mayores triunfos del marketing sobre la evidencia fue el increíble aumento del uso de suplementos vitamínicos en el siglo XX. Los fabricantes de suplementos crearon un halo alrededor de las vitaminas. Tomar vitaminas se convirtió en una virtud, algo que las madres le aconsejaban hacer a sus hijos. La evidencia, sin embargo, no cuenta una historia tan sencilla.
En los últimos años se ha hecho cada vez más evidente que hay consecuencias no deseadas al tomar suplementos vitamínicos y, de hecho, puede haber un efecto neto negativo en la salud. Esto es especialmente cierto para aquellos que están sanos y no necesitan vitaminas, y para aquellos que excedan la dosis recomendable.

Una revisión reciente de los últimos 20 años de la literatura sobre el tema, presentado en la reunión de 2015 de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, encontró un aumento del riesgo global de cáncer entre los consumidores de vitaminas. El Dr. Tim Byers presentó el estudio, que se hace eco el resultado de una revisión de 2012, que él y otros publicaron. Específicamente, refiere a dos famosos estudios que muestran un aumento del riesgo de cáncer con las vitaminas. 
El ensayo SELECT 2011 encontró un aumento del riesgo total de cáncer de próstata entre los hombres que tomaron vitamina E. También se ha demostrado, primero en un estudio de 1994 publicado en la NEJM, que las altas dosis de beta caroteno aumentan el riesgo de cáncer de pulmón en los fumadores y las personas expuestas al amianto. De hecho, los antioxidantes en general, carecen de evidencia de un beneficio para la salud y en dosis altas pueden aumentar el cáncer y la mortalidad general.

El ácido fólico y el riesgo de cáncer es un tema más complejo. Hay pruebas de que la toma de folato reduce el riesgo de cáncer de mama, y posiblemente de colon. Hay una relación en "U" entre la dosis y el riesgo de cáncer, sin embargo:
Las mujeres que ingierieron diariamente folato en su dieta, entre 153μg y 400μg, mostraron una reducción significativa de riesgo de cáncer de mama, en comparación con las que ingirieron menos de 153μg, no así para las de más de 400μg.
Existe evidencia preliminar de que las dosis más altas de ácido fólico pueden aumentar el riesgo de cáncer

Hay varios mecanismos posibles por los cuales el exceso de ingesta de vitaminas pueden promover el cáncer. Las células cancerosas son metabólicamente muy activas. Tomar más vitaminas que las necesarias para mantener las células sanas, sólo podrían servir para alimentar a las células cancerosas, promoviendo su crecimiento. Los niveles elevados de vitaminas, superiores a lo que el cuerpo necesita para el metabolismo normal, también puede resultar en la creación de ciertos metabolitos que tienen consecuencias negativas para la salud. Además, tomar megadosis de vitaminas puede alterar la homeostasis natural del cuerpo con malas consecuencias. Esto es probablemente cierto con los antioxidantes –el sistema inmunológico utiliza compuestos oxidativos y actúan como señales para la creación de proteínas protectoras. Hay un equilibrio entre oxidantes y antioxidantes. Un cambio de ese equilibrio no es beneficioso.

También hay posibles consecuencias no deseadas. La evidencia es bastante clara en que tener una dieta saludable y balanceada tiene beneficios para la salud. Tomar vitaminas no sustituye una buena alimentación. Sin embargo, tomar vitaminas puede llevar a una falsa sensación de seguridad, lo que justificaría una dieta menos saludable, con consecuencias netas negativas para la salud.


Conclusiones

El Dr. Byers dio un resumen razonable de la evidencia:
Esto no quiere decir que la gente tiene que tener miedo de tomar vitaminas y minerales. Si se toman en la dosis correcta, las multivitaminas pueden ser buenas. Pero no hay un sustituto para una buena comida.

Una lectura de las pruebas conduce a una serie de recomendaciones específicas:
  1. No utilice vitaminas como un sustituto de una dieta saludable. Trate de obtener las vitaminas y minerales a través de una dieta bien balanceada con frutas y verduras suficientes.La suplementación sistemática en individuos sanos es innecesaria.
  2. No tome megadosis de vitaminas y minerales ni supere las dosis recomendadas. La evidencia sugiere que esto puede ser perjudicial.
  3. La administración de suplementos de vitaminas específicas en las dosis correctas y en individuos o poblaciones que las necesitan puede ser beneficioso.
  4. Para suplementación en casos concretos (como el ácido fólico en mujeres en edad de concebir) siga las directrices aceptadas o al consejo de su médico. A menudo, los médicos miden directamente el nivel de vitaminas específicas en sangre y lo complementan en consecuencia.

Tal vez el mayor daño que produjo la industria de los suplementos durante el último medio siglo ha sido cultivar la idea de que los suplementos de vitaminas y minerales son inofensivos, que si algo es bueno, entonces más es mejor, y que el público puede determinar sus propias necesidades de suplementos, basado en el marketing, en artículos de revistas y en sitios web.

Resulta que ninguna de estas suposiciones son ciertas. Existe un riesgo en el consumo excesivo de vitaminas. La determinación de quién debe recibir qué dosis y de  cuáles vitaminas es un poco compleja y necesita de orientación profesional. Es posible que el uso de suplementos vitamínicos, además costar miles de millones de dólares por año, haya sido negativo para la salud. Podemos ahorrarnos dinero y asegurarnos un beneficio neto para la salud siguiendo una suplementación más racional y basada en la evidencia.






 Fuente: Science based medicine - Vitamins and cancer risk


martes, 29 de diciembre de 2015

Los aceites esenciales pueden ser tóxicos cuando son mal utilizados

Los aceites esenciales se extraen de plantas. La creencia popular sostiene que al tratarse de productos naturales no pueden ser perjudiciales, pero esto no necesariamente es así.


Los aceites esenciales se derivan de partes de las plantas. Dado que poseen aromas, los aceites esenciales se utilizan a menudo en perfumes, cosméticos, ambientadores, y saborizantes. Muchos tienen una historia de uso medicinal, también. Sin embargo, el mal uso de los aceites esenciales puede causar una intoxicación grave.


Los aceites esenciales se derivan de partes de las plantas. Debido a que tienen aroma, los aceites esenciales se utilizan a menudo en perfumes caseros y comerciales, en cosméticos y ambientadores. Algunos se utilizan en pequeñas cantidades, en preparaciones alimenticias. Otros están presentes en pesticidas. Muchos aceites esenciales tienen una larga historia de uso medicinal, también.

Se conocen numerosos aceites esenciales. Algunos de las más comunes son el alcanfor, menta, gaulteria, sándalo, salvia, lavanda, clavo de olor, canela, árbol de té, eucalipto y bergamota.

Mucha gente piensa que los aceites esenciales son inofensivos porque son naturales y porque se han utilizado durante mucho tiempo. En algunos casos, eso simplemente no es verdad. Muchos aceites esenciales pueden causar erupciones si se utilizan sobre la piel. Muchos pueden ser tóxicos si son ingeridos o incluso cuando son absorbidos por la piel. Unos pocos han sido probados para uso medicinal, a pesar de que la gente los use en la boca, en la piel y en los vaporizadores de sus hijos. La aspiración de un aceite esencial puede causar neumonía; esto puede suceder si alguien al intentar tragar se ahoga, de modo que un poco va a los pulmones.

Personas diferentes pueden tener diferentes reacciones a los aceites esenciales, del mismo modo que ocurre con los medicamentos y otros productos. Por ejemplo, uno puede ser alérgico a algo -aunque eso no cause reacciones alérgicas en los demás-. Los niños, con su piel fina e hígados inmaduros, suelen ser más susceptibles a los efectos tóxicos que los adultos. También pueden aparecer interacciones con otras drogas. Dependiendo de cómo se prepara el aceite esencial, puede haber toxicidad de otros ingredientes; estas preparaciones contienen a menudo otros aceites o alcohol.

Dado que los aceites esenciales gerealmente no están regulados, puede ser difícil saber exactamente lo que hay en una botella de un aceite esencial -qué especies de plantas hay, qué concentración del ingrediente activo tiene y si hay presencia de contaminantes-.


Esto es lo que se sabe acerca de algunos aceites esenciales más usados:

  • La menta piperita se utiliza para el malestar gastrointestinal. Es importante elegir la especie correcta de menta, ya que algunos tipos son venenosas; por ejemplo, aceite de poleo es muy tóxico para el hígado.
  • El aceite de Wintergreen (Gaultheria) se utiliza sobre la piel en algunas preparaciones sin receta para aliviar el dolor. Produce una sensación de calor, ya que hace que los vasos sanguíneos se agranden. PERO -un gran pero- el aceite de gaulteria es muy peligroso si más de una pequeña cantidad se ingiere. Este aceite se utiliza como saborizante de alimentos en cantidades ínfimas, pero beber de la botella puede ser mortal. Tragar aceite de gaulteria es como tragar una gran cantidad de aspirina para adultos.
  • El eucalipto se utiliza, por inhalación debido a sus efectos calmantes, por ejemplo durante un resfriado o tos. En caso de ingestión, aceite de eucalipto puede causar convulsiones.
  • El aceite de salvia se ha utilizado como un aromatizante, condimento y  como remedio. La ingestión de más de una cantidad muy pequeña puede causar convulsiones en los niños.
  • El alcanfor se utiliza como repelente de polillas y como ingrediente en preparados para la piel. Incluso una pequeña cantidad de alcanfor es peligrosa si se ingiere. Puede producir convulsiones a los pocos minutos. También hay casos de envenenamientos con alcanfor cuando se aplican preparados que contienen alcanfor en repetidas ocasiones sobre la piel de los niños -con más frecuencia que la recomendación de la etiqueta o cuando se cubren con ropa extra-.



El uso y almacenamiento seguro de los aceites esenciales es muy importante.

  • Si un aceite esencial se encuentra en un producto cosmético, utilícelo de acuerdo a instrucciones de la etiqueta. Déjelo de usar de inmediato si se produce una erupción u otra reacción en la piel y lave cuidadosamente la piel.
  • Si se encuentra en una esencia, asegúrese de que se utilice y almacene en donde los niños no puedan encontrarlo.
  • Si está en un medicamento, utilícelo de acuerdo a instrucciones de la etiqueta únicamente.
  • Si, por alguna razón, tiene botellas de aceites esenciales en el hogar, considere deshacerse de ellas (con seguridad) si tiene niños pequeños. De lo contrario, que deberá gurdarlos en un lugar seguro, fuera de la vista y del alcance de los niños y los animales domésticos. 
  • Si alguien ingiere un aceite esencial o un producto que contiene aceites esenciales, utilice la herramienta en línea webPoisonControl para orientación o llame al Centro de Toxicología más próximo, de inmediato. Ellos le ayudarán a determinar si esto podría ser peligroso y le dirán exactamente qué debe hacer.



por Rose Ann Gould Soloway
RN, BSN, MSEd, emérita DABAT
Toxicóloga clínica



Para más información:
Aceites esenciales para uso medicinal (Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa del NIH)


Referencias:
Botma M, Colquhoun-Flannery W, Leighton S. Laryngeal oedema caused by accidental ingestion of oil of wintergreen. Int J Pediatric Otorhinolaryngology. 2001; 58:229-232.

Halicioglu O, Astarcioglu G, Yaprak I, Aydinioglu H. Toxicity of Salvia officinalis in a newborn and a child: an alarming report. Pediatric Neurology. 2011; 45:259-260.

Khine H, Weiss D, Graber N, Hoffman RS, Esteban-Cruciani N, Avner JR. A cluster of children with seizures caused by camphor poisoning. Pediatrics. 2009; 123:1269-2097.

Kolassa N. Menthol differs from other terpenic essential oil constituents. Regulatory Toxicology and Pharmacology. 2013; 65:115-118.

Vigan M. Essential oils: renewal of interest and toxicity. Eur J Dermatol. 2010; 20:685-692.
Woolf A. Essential oil poisoning. Clinical Toxicology. 1999; 37:721-727.


Fuentes: